China y Rusia preparan el terreno para dejar de utilizar el dólar en el futuro

China  Rusia preparan el terreno para dejar de utilizar el dólar en el futuro

monedas rublos y yuanes

China  Rusia siguen progresando en desdolarizar sus economías y basar su comercio en sus respectivas monedas, rublos y, sobre todo, yuanes. La semana pasada, China estableció un banco de compensación y liquidación de yuanes en Rusia y a principios de mes el banco central ruso abrió su primera filial extranjera en Beijing, para mejorar la comunicación con entre las autoridades financieras rusas y chinas.

Otro de los planes de China y Rusia es utilizar toda esta infraestructura financiera desdolarizada, según Sputnik, para promover el comercio bilateral en yuanes y así facilitar el comercio en oro. Según el mismo medio, se está valorando organizar el comercio bilateral usando el oro como unidad de cuenta. Algo que no debería sorprender si se tiene en cuenta que ambos países son los principales países compradores de nuevas reservas de oro mes a mes.

El año pasado en abril Sergey Shvetsov del Banco Central de Rusia declaraba:

“Los países BRICS son grandes economías con grandes reservas de oro y un impresionante volumen de producción y consumo de oro. En China, la negociación del oro se concentra en Shanghai, en Rusia en Moscú. Nuestra idea es crear un vínculo entre estas dos ciudades para ampliar el comercio entre ambos mercados.”

© OroyFinanzas.com

Estarás de acuerdo conmigo que todos deseamos proteger nuestro futuro financiero, al igual que China Rusia defienden sus intereses. Yo lo estoy haciendo y de este modo me protejo del inminente colapso económico que se nos avecina.

Ahorra en Oro con Karatbars, te llevamos Oro desde un gramo a cualquier parte del mundo.

Si trabajas en mi equipo puedes tener GRANDES ingresos residuales.

Disfruta de la verdadera Libertad Financiera y ayuda a otras personas a lograrla.

Obtendrás Éxito y satisfacción personal, ya que aprenderás a ser mejor persona.

No te lo pienses y ACTÚA.

El Banco Central de China sorprende al no comprar nuevas reservas de oro en mayo 2016.

china-gold-777x437

El Banco Central de China (People’s Bank of China-PBoC) no compró nuevas reservas de oro en mayo 2016. Es la primera vez en 10 meses que China no ha comprado nuevas resevras de oro, quizás porque a 1.300 dólares la onza era conveniente realizar una pausa en las compras mensuales oficiales. Según el Fondo Monetario Internacional-FMI China y Rusia están liderando la demanda de oro para sus reservas, acaparando con el 85% de las compras realizadas por los bancos centrales en los dos últimos años.

En junio 2015, China anunció que sus reservas de oro habían aumentado en 604 toneladas desde 2009. En julio, compró 19,4  tonelada; en agosto, 16,15 toneladas; en septiembre, 15 toneladas; en octubre, 14 toneladas; en noviembre, 21 toneladas; en diciembre, 19 toneladas y en enero 2016, 16 toneladas de oro. En febrero 2016 compró 9,5 toneladas, en marzo 9,02 y en abril 11 toneladas. China es el quinto país con las reservas de oro más importantes del mundo.

El Banco Central de China ha comprado de enero a marzo 2016, 35,1 toneladas para sus reservas de oro. En la segunda mitad de 2015 China compró 103,9 toneladas de oro.

En los últimos 15 meses las reservas de oro chinas han alcanzado las 1.700 toneladas y las reservas de oro rusas las 1.460 toneladas. Este descanso, en las compras de nuevas reservas de oro, no indica un cambio de estrategia China de intentar dominar el mercado del oro con la intención, a largo plazo, de remodelar el Sistema Monetario Internacional.

La conquista del mercado del oro de Londres por China de la mano de sus bancos

El banco chino ICBC está entrando con mucha fuerza en el mercado del oro de Londres. En los últimos 12 meses  han adquirido la camára de almacenamiento segura para metales preciosos de Barclays con una capacidad de 2.000 toneladas de oro. También el mes pasado se convirtió en un miembro de la London Bullion Market Association-LBMA y en enero 2016 el ICBC Standard Bank compró el contrato de alquiler de la bóveda de seguridad para el almacenamiento de oro y plata físicos del Deutsche Bank, también en Londres. Además es, junto a otros dos grandes bancos chinos (Bank of China y China Construction Bank), miembro del sistema de fijación del precio del oro de Londres, conocido como LBMA Gold Price.

El último paso para participar en toda la cadena de valor del mercado del oro de Londres para ICBC fue su inclusión en el sistema London Precious Metals Clearing Ltd (LPMCL) como primer miembro admitido desde 2005 y el único de los seis que lo componen que no es un banco americano o europeo.

Objetivo del precio de referencia del oro denominado en yuanes de Shanghai (ShanghaiGold Benchmark Price)

China lanzó el 19 de abril 2016 el nuevo precio de referencia del oro denominado en yuanes, después de haber retrasado el lanzamiento en dos ocasiones. El Shanghai Gold Exchange-SGE, -administrador estatal y filial del banco central chino-, gestionará el nuevo precio del oro enyuanes. Este nuevo precio de referencia del oro, denominado en yuanes por gramo, se calculará dos veces al día durante unas sesiones de negociación que durarán unos minutos, con ticks de 0,01 yuanes y tomará de base contratos de 1 kilogramo de oro con una pureza mínima del 99,99%. Se negociará por 18 miembros del Shanghai Gold Exchange-SGE, que actuará como contrapartida central de todas las operaciones. El precio del oro del SGE (Shanghai Gold Benchmark Price) será una herramienta clave para la creación de instrumentos financieros derivados del oro en China.

El Shanghai Gold Benchmark Price es sólo uno de los muchos pasos que ha tomado el Gobierno de China para desarrollar y desregularizar el mercado del oro chino, como parte de su estrategia de internacionalizar y fomentar el uso del yuan. Los orígenes de todos estos proyectos relacionados con el mercado del oro se remontan al año 2000 en el marco del congreso China Gold Economic Forum. Es un paso natural para un país que es el productor minero de oro más grande del mundo, el consumidor más grande de oro del mundo y el importador de oro más importante del mundo. El precio de referencia del oro denominado en yuanes de Shanghai dará a China un papel clave en la definición de la cotización del oro a nivel global.

El precio de referencia del oro denominado en yuanes de Shanghai permitirá facilitar la gestión del riesgo y el uso de contratos de cobertura en el sector minero del oro chino y podrá ser usado en productos derivados del oro en China. Por tanto, es de esperar que se crearán productos financieros que utilicen el Shanghai Gold Benchmark Price como cotización de referencia del oro.

Los chinos juegan a largo plazo y sus estrategia del mercado del oro forma parte de una estrategia general de cambiar la estructura del Sistema Monetario Internacional. Cuando China permita la exportación de oro (recordemos que ahora mismo sólo permite importar y no exportar) el Shanghai Gold Benchmark Price podría tener mucho peso en el mercado del oro internacional.

oroyfinanzas.com

¿China prepara el “nuevo patrón oro”?

memo-640x400

 

“El oro y su compañera, la plata, serán reinstalados en el trono monetario, de donde nunca debió removerlos el contubernio gobiernos-banqueros, que se enriquecieron a costa de empobrecer a la gente y destrozar la economía con dinero fíat. El siglo de China está en marcha.”

No hay día en que no me tope con alguien que piense que en China sólo se hacen productos pirata. Así de grave y preocupante es la ceguera de muchos ante un gigante en ascenso, pues sólo quien no quiere ver o de plano no quiere informarse, podría pasar por alto un cambio de paradigma de la magnitud que se avecina.

China ya no es el país socialista de Mao. De hecho, su vertiginoso ascenso se debe, en primer término, a haber abrazado de forma paulatina políticas de libre mercado desde 1978, a la muerte del caudillo. Ello le permitió sacar de la pobreza a millones de personas a lo largo de estas casi cuatro décadas.

La planificación central, el intervencionismo estatal que pretende dirigir los destinos de la economía, siempre termina en tragedia. Los chinos no volverán a eso.

Sí, Beijing sigue cometiendo errores como el de creer que con controles de capital se puede detener una estampida y una devaluación, o que por decreto se puede evitar la explosión de una burbuja bursátil. Pagará por sus “pecados” económico-financieros, al igual que lo hará la capital del sistema con una crisis de divisas sin precedentes: Estados Unidos.

Pese a ello, la realidad es que los chinos siguen aprendiendo y avanzan lento, pero con paso firme, en sus planes de mediano y largo plazo. En ellos está el de superar a su rival americano y el de desplazar al dólar como divisa hegemónica. Este año, el yuan o renminbi (RMB), su moneda, entrará a la cesta de divisas de reserva de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por eso se equivocan los analistas, periodistas y políticos occidentales que desdeñan el ascenso chino.

El “dragón” asiático sabe que Estados Unidos y su banco central, están quebrados. Sabe también que nunca le podrán pagar todo lo que le deben, y justo por eso continúa empoderándose por la vía de la acumulación masiva de oro, un activo monetario que, cuando se tiene en físico, no tiene riesgo de contraparte ni de incumplimiento de pago.

Así que mientras desde Londres y Washington se ocupan de manipular a la baja el mercado de metales preciosos monetarios –para dar apariencia de fortaleza al billete verde–, en Asia continúan llenándose los bolsillos y las bóvedas de oro y plata a precios de ganga.

El analista Koos Jansen, de BullionStar.com, ha dado cuenta de lo subestimadas que aparecen las cifras de demanda de oro de China, en los reportes del Consejo Mundial del Oro (WGC, por sus siglas en inglés). Para 2014, por ejemplo, ese organismo reportó 973.6 toneladas (t), pero el cálculo de Jansen basado en estadísticas de retiros de la Bolsa de Oro de Shanghái (SGE, por sus siglas en inglés) revela que habrían sido al menos de 2,197 t ese año. En 2015 podrían haberse alcanzado las 2,500 t.

Asimismo, Jim Rickards –autor del best seller Currency Wars–, reveló en exclusiva para este espacio que los chinos acumulan oro en secreto trasladándolo por mar y tierra usando canales militares. Nadie sabe con certeza cuánto oro ya tiene acumulado en reservas el mayor consumidor global del metal.

Según el WGC, los chinos ocupan la sexta posición en el ranking de tenencias áureas, con 1,722.5 t. No obstante, la realidad es que Beijing es la que ordena lo que se debe publicar, por lo que estas cifras no son confiables. De acuerdo con estimaciones de Bloomberg Intelligence (BI), sus reservas de oro se encuentran al menos entre las 3,600 y las 4,000 t. Eso colocaría a China en el segundo sitio, después de Estados Unidos, que se supone tiene 8,133.5 t que nadie ha auditado.

Una de las rutas principales que sigue el oro chino es Londres-Suiza(donde es refinado hasta la pureza 0.9999 y convertido a barras más pequeñas en sistema métrico)-Hong Kong-China continental.

De manera que a pesar de las turbulencias presentes, el metal precioso es el as bajo la manga del “dragón”, que tarde o temprano buscará imponer un ‘nuevo patrón oro’.

No es que vayan a respaldar la totalidad de los yuanes en circulación, pero hay varios mecanismos que podría implementar. Por ejemplo, Ken Hoffman de BIopina que podrían lanzar un “billete respaldado en oro” para potencialmente estabilizar al RMB.

Por su parte, el magnate Hugo Salinas Price considera en un artículo recienteque ante una economía global que se paraliza, Beijing se verá obligado a “dejar de adherirse a los pactos internacionales y a adoptar cualquier medida necesaria para darle esperanza a su pueblo”. Para ello, su regla será “pagamos con oro lo que compramos con muy poco oro, pero pagamos con oro. Si quieren comprarnos, paguen con oro. O ¿qué otra cosa tienen para ofrecernos a cambio de nuestra mercancía? Si ustedes tienen algo que nosotros queremos, pagamos con oro. Resto del mundo, háganle como quieran”. Así será.

El resto de países tendrá que adherirse a este sistema o sucumbir en el aislamiento. Será lo primero. La confianza será la gran ausente en ese nuevo escenario en que el dólar será repudiado como divisa de reserva para acercarse más a su verdadero valor: cero. La impresión monetaria y la deuda, lo habrán enterrado en el panteón del dinero de papel sin respaldo en oro, donde yacen todos los anteriores experimentos de este tipo.

El rey de los metales, el extintor de deudas por excelencia –y, por ende, el mejor restaurador de la confianza–, será el único que pueda revivir la economía mundial y saldar los desequilibrios comerciales.

El oro y su compañera, la plata, serán reinstalados en el trono monetario, de donde nunca debió removerlos el contubernio gobiernos-banqueros, que se enriquecieron a costa de empobrecer a la gente y destrozar la economía con dinero fíat. El siglo de China está en marcha.

Guillermo Barba